RUTAS, CASCADAS Y ÁREAS DE INTERÉS ORNITOLÓGICO

CASCADAS

EN PIORNAL

La Cascada del Calderón, similar a su vecina inferior del Caozo es una gran losa de roca pulida por la que el agua se precipita 30 m, dando lugar a una pequeña poza. Su entorno es rico en historia y ha visto el paso de generaciones de paisanos/as, recorriendo el Camino Real entre Navaconcejo y Piornal. 

 

Para llegar podemos bajar caminando desde Piornal por el Camino Real, o bien desde la carretera CC 17.5, entre los kilómetros 9 y 10, tomando un desvío en la curva cerrada que nos permitirá en poca distancia observar este salto de agua, seco en época de sequía. 

 

Se puede llegar en coche, pero se trata de una pista no muy nivelada y con pocas zonas para aparcar y dar la vuelta, por lo que se recomienda ir andando.

EN NAVACONCEJO

 

Un tesoro cercano que concentra, en algo menos de un kilómetro de longitud, cascadas idílicas, como velos blancos de agua sobre las rocas graníticas casi verticales, y un entorno envolvente de robles rebollos, castaños, fresnos, alisos y almeces que nos harán sentir en el paraíso, como se conoce a la poza más famosa de la Garganta. El paseo junto a ellas está bien señalizado, adaptado e integrado, y si bien tiene notable desnivel y el firme es irregular, las paradas para admirar las cascadas sirven para recuperar el aliento que nos quitará la siguiente.

 

En Navaconcejo, desde la carretera nacional cruzar el Puente Viejo y tomar hacia la derecha la Avda. Virgen del Pilar, junto al río Jerte. Tras pasar junto al parque cruzamos un puente sobre la propia Garganta de las Nogaleas, y entre paneles de interpretación del sendero SL-CC 33 y del Descenso de Barranco giramos a la izquierda siguiendo las marcas del sendero, blancas y verdes. Entre escalones de piedra y madera, con barandillas en los tramos más expuestos vamos asomándonos a cada cascada con la curiosidad de encontrar la más bella. Una vez en la carretera asfaltada de IRYDA, tienen 2 opciones: 

Continúar ascendiendo entre pasarelas de hierro sobre las aguas y así poder ver lás últimas cascadas.

O regresar descendiendo, ya pausado, entre campos de cerezos.

EN PIORNAL

Cascada la desesperá en la carretera de Piornal a Pasarón de la Vera, a medio camino podemos admirar esta cascada especialmente bella en invierno y después de las lluvias. En verano no se puede apreciar, ya que se queda sin agua.

 

EN CABEZUELA DEL VALLE

 

Una espectacular cascada, también llamada el Chorrero de la Virgen, se observa en todo su esplendor desde el mirador situado en la Reserva Natural, camino del puente de los Pilones. Se puede llegar al mirador por algunos de los senderos, entre otros el Ciane, PR-CC 15.

 

En coche no se puede acceder, ya que se encuentra dentro de la Reserva Natural y ésta tiene acceso restringido para los vehículos.

 

Durante las estaciones lluviosas, antes del estío, un manto de agua se extiende ensanchándose sobre las rocas graníticas del Risco Encinoso, así llamado por la llamativa presencia de encinas, como agarradas a los roquedos jugando con la gravedad.

 

En los meses de verano se suele quedar con muy poca agua. Mejores meses para verla: otoño, invierno y primavera.

EN VALDASTILLAS

Como un tesoro escondido la Garganta Marta y la pasarela sobre su cascada van descubriéndose a medida que descendemos desde la carretera vecinal entre Valdastillas y Cabrero. A 1 km del pueblo y junto al Lagar del tío Alicio y sus trojes, bajo soberbios alisos, una curiosa pasarela nos permite situarnos justo encima de la Cascada. No apto para quienes sufren vértigo. 

 

Zona de aparcamiento.

Merendero.

EN PIORNAL

Cascada de Caozo Sobre una pared de granito pulido por el paso del tiempo y las aguas, éstas se precipitan más de 30 metros, cubriendo de blanco la roca. Un lugar frecuentado y accesible en un entorno mágico entre grandes ejemplares de robles, fresnos y alisos que no podemos dejar de conocer y admirar. 

 

En la carretera entre Valdastillas y Piornal, en una curva cerrada con un cruce bien indicado tomaremos el carril hacia Navaconcejo (unos 600 metros) y aparcando junto a la carretera sólo nos quedará caminar unos 100 m hasta la base del Caozo. Para aquellos que viajen en autocaravanas o autobuses tendrían que aparcar el vehículo en los alrededores del cruce y hacer andando los 600 metros que faltan para llegar a la cascada.

 

Otra posibilidad más activa es realizar el Sendero SL-CC 32, de unos 7 kms, que parte de Valdastillas. 

ÁREA DE INTERÉS ORNITOLÓGICO

Cola del Embalse del Jerte

Un curioso y accesible humedal regulado por la Presa de Plasencia, en plena transición entre Encinas y Alcornoques y Robles Rebollos y Fresnos, entre los bosques cálidos de hoja perenne y los bosques caducifolios del templado Valle del Jerte. Guiados por el inmenso dique del Valle del Jerte, el paso migratorio entre las mesetas del Duero y el norte de la Península y Europa hacia las templadas tierras de Extremadura. Privilegios para la vista como la Cigüeña negra (sobre todo en otoño), entre las blancas y Garzas, entre incontables Milanos negros en verano, Ratoneros, el Águila culebrera e incluso el Águila pescadora, cuando comienzan su paso Grullas y Ánsares, en un otoño de parada también de limícolas y acuáticas. 

 

Garganta de San Martín ( TORNAVACAS )

Desde lo alto del Collado del Cardiel a 1952 m de altitud hasta los 760 m donde se une al río Jerte, cerca de las ruina de la ermita de Santa María que atestiguaba la riqueza de quienes aquí se suman, la Garganta de San Martín desciende incansable y sin respiro. Serpentea, brinca y salta espumosa entre grandes rollos de granito y majadas de pastores de antaño, de menor uso en la actualidad. Desembocan en ella diferentes arroyos más largos y de mayor entidad desde el sur, desde la umbría de Peña Negra, como el del Lobo Negro, La Chorrera,... 

 

El invierno es exigente y la vida queda latente, casi aletargada, deseando estallar en primavera, cuando son habituales observaciones no sólo de migradoras parciales sino, además, bandos de grandes migradoras europeas como las famosas Grullas y Ánsares en días claves, Palomas torcaces, Tórtolas comunes, y afortunada la ocasión, hasta Cernícalos. Es frecuente observar Currucas, Mosquiteros, Acentores,  Escribanos, Alondras, Bisbitas campestre y alpino, Colirrojos, con más suerte al Alcaudón dorsirrojo, y al bellísimo Pechiazul, así como el Roquero rojo,…  además de numerosas aves forestales en la parte más baja de la Garganta, un tranquilo robledal de rebollos. Lavandera cascadeña y Mirlo acuático en los cauces, planeando al Buitre leonado, y campeando al Aguililla calzada o al Águila culebrera suspendida inmóvil, como el modesto Cernícalo vulgar.

 

Tanta importancia y diversidad está acompañada por  la cantidad de plantas endémicas así como la red asociada a ella de polinizadores, como las espectaculares mariposas, y depredadores de éstas, libélulas, anfibios,... Entre los mamíferos, a buen seguro, nos observará un rebaño de Cabras montesas.

 

Dado que se encuentra en la zona sensible de la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos es necesario contactar con los/as responsables de ésta, para comunicar nuestra intención de visitarla. Nos informarán sobre curiosidades, datos actualizados y coincidencias, como días de caza u otros eventos de interés para planificar mejor nuestra visita. 

Puerto Honduras

Los Montes de Traslasierra se yerguen como espina dorsal entre las tierras de la meseta salmantina y los relieves abulenses al norte y las tierras extremeñas al sur, sirviendo de guía durante ambas migraciones, prenupcial en primavera, y post reproductiva en otoño. 

 

 

Debido a su altitud, 1433 m, la mejor época para observar infinidad de aves rapaces, forestales y arbustivas comienza a partir de mayo y se extiende hasta mediado el otoño. Podremos sentir la fortuna de admirar algún Halcón abejero como especie más singular, o peregrino, presente en las cercanías, Águila culebrera o Aguililla calzada, que campean por estos altos, y por supuesto la cantidad de pequeños pájaros entre árboles  y arbustos que limpian de insectos a un lado y a otro: Pinzones, Carboneros y Herrerillos, Mitos, Agateadores, Trepadores,.. de árbol a árbol, Currucas y Acentores entre arbustos, o siempre en el aire ejércitos de Aviones y Vencejos y menos numerosas golondrinas.

Puerto de Tornavacas

Un lugar fácilmente accesible y muy interesante ya que permite observar numerosas especies de hábitats alpinos literalmente desde la carretera,  a 1274 m, entre las dehesas de Robles y Fresnos de Barco de Ávila y el río Duero del norte y el Valle del Jerte que desciende hasta los 345 m al salir del Valle, pasando de los pastizales alpinos que nos rodean a dehesas termófilas de encinas y alcornoques a poca distancia, menos de 40 kms. Por su carácter subalpino cualquier época es buena para observar aves, tanto de los bosques de Pinos y Robles bajo el Puerto como de las zonas arbustivas y prados de montaña que nos rodean. Las mejores probablemente sean épocas migratorias como el otoño y primavera, además del bullicioso verano.

 

 

Los pequeños pájaros forestales surcando de lado a lado, el cielo barrido por vencejos, aviones y golondrinas en primavera, y, el privilegio de hábitats montanos, aves que aparecen entre escobas y piornos, como el Escribano hortelano, la Tarabilla norteña, Acentor común y en ocasiones alpino, Currucas, Papamoscas,.. o planeando hacia los prados como las Bisbitas y Alondras, y sobre ellas algún Buitre leonado, Milano negro, Águila calzada y culebrera, Cernícalo vulgar,… 

Reserva Natural Garganta de los Infiernos 

Si el Valle del Jerte es una joya natural en la geografía extremeña, la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos lo es para el Valle del Jerte. 7 hectáreas privilegiadas conforman esta Reserva Natural, declarada en 1994, por ser muestra de los hábitats más representativos de lo que fuera un variado y rico ecosistema antes sin transformar, con el objetivo de preservar su valor y conservarlo para las generaciones futuras.

 

Es uno de los espacios protegidos de la región con mayor diversidad de hábitats y especies, especialmente de flora, con numerosos endemismos evolucionados adaptándose a las características propias del Sistema Central, con las circunstancias concretas de insolación, humedad y temperatura de la Reserva.

 

En lo que a fauna se refiere, teniendo en cuenta la diversidad botánica, destacan los insectos, entre los cuales se citan más de cien mariposas, anfibios y reptiles con hasta el 80% de las especies extremeñas, muchas amenazadas, así como aves como el Águila real o el Buho chico, como los ingredientes selectos de este tesoro culminado por dos especies emblemáticas de mamíferos: la Cabra montés y el Desmán ibérico.

 

Destaca la altitud del espacio protegido, entre los 600 m sobre el río Jerte y los 2.342 m del Canchal de Ballesteros, sobre la Sierra de Tormantos, y como hábitats más representativos donde el bosque caducifolio es fuente de vida, desde las riberas de alisos, sauces y fresnos, pasando por encinares, robledales, castañares, y las zonas arbustivas y prados de las cotas altas, paraíso para los/as amantes de la naturaleza. Incluso ofrece algunos de los roquedos más inexpugnables del Valle del Jerte, que posibilita el asentamiento de Buitres y otras rapaces como el Alimoche.

 

Las observaciones de aves nos acompañarán desde las aguas a las cumbres, donde también podremos observar individuos de Cabra montés, pasando por las copas de los árboles, sus troncos, arbustos, peñas y prados. La diversidad de especies será notablemente mayor a final de primavera, en verano y otoño.

 

 

Ofrece la posibilidad de realizar diferentes rutas de senderismo y en bicicleta de montaña, tanto libremente como con las empresas de la zona, con las que también podremos recorrer diferentes zonas de la Reserva a caballo y en 4x4 o furgoneta. Las zonas más sensibles para observar flora y fauna requerirán de comunicación en el Centro de Interpretación del Agua, en Cabezuela del Valle o  en el Centro de Interpretación de la Fauna y Flora, en la entrada principal de la Reserva Natural, en Jerte.

Risco de Cabeza Merina ( Cabezuela del Valle )

En un paisaje insólito, fuera de las zonas frecuentadas del Valle, este recientemente recuperado rincón nos acerca al salto de agua del Arroyo de la Dehesa Vadillo. A más de 1100 m de altitud infinidad de aves forestales se mezclan con las habitantes de las zonas arbustivas antes pastoreadas por una mayor densidad de la colonia ganadera. Zonas despejadas de robles entre praderas, arbustos y roquedos con las virtudes para la observación de las zonas tranquilas.

 

El mítico Arrendajo, Pinzones, Mitos, Carboneros, Herrerillos, Currucas, Agateadores,.. entre árboles y asomándose entre arbustos. Rapaces planeadoras como Buitres leonados, todo el año, Águilas culebreras y calzadas, Milanos negros, Halcón abejero con suerte,.. en primavera y verano, como los siempre volantes Aviones, Vencejos y Golondrinas. Y la búsqueda de la calma en otoño e invierno de aves en esta época más numerosas, como el Colirrojo tizón, el Petirrojo, Acentores,..

Riscos de Villavieja

Uno de los roquedos más espectaculares del Valle del Jerte emerge de un denso robledal que se asoma sobre el Embalse del Jerte. Es paso entre el Jerte y la Vera,  entre encinas y robles, el río Jerte y las cumbres, entre los cuales se desplazan nerviosas numerosas aves forestales, y sobre ellas los Buitres leonados y otras rapaces frecuentes planeando los cielos.

VIDEO DE SOPRODEVAJE

DE RUTAS

1.- CARLOS V (25 km. 8 horas)

Salida desde Tornavacas, llegada a Jarandilla de la Vera pueblo de la comarca vecina de La Vera.

Pretende seguir el camino que realizó el Emperador Carlos V en su retiro hacia el Monasterio de Yuste. Caminando entre huertas y cerezales va internándose en la Garganta del Infierno hasta dar vista a La Vera en el punto culminante de la ruta (Puerto de las Yeguas). Descenso hasta llegar a Jarandilla.

 

2. POR EL CAMINO REAL (10 Km. 3 h 30 minutos)

Salida desde el pueblo de Navaconcejo y llegada a Piornal.

Unión de dos caminos con la finalidad de enlazar las comarcas vecinas del Valle del Jerte y La Vera. En su primera mitad sigue el trazado del llamado camino real, que unía los pueblos de Navaconcejo y Piornal. Actualmente quedan pocos tramos del mismo que conserven su aspecto primitivo, debido a que ha sido transformado en pistas para poder acceder por él con vehículos a las fincas de los alrededores. Sin embargo aún queda algún tramo que, por su belleza, justifica el recorrido. Se asciende a la sombra de un robledal hasta el paraje denominado "la calleja Matafrailes - Fuente Matafrailes". La leyenda cuenta que un fraile murió después de beber gran cantidad de agua fría en la fuente de "Matafrailes", pues subía estas cuestas con gran fatiga y sofoco y quiso apagar su sed en ellas. Se llega a Piornal, pueblo más alto de Extremadura y desde donde nos acercamos a los lugares frecuentados por el mito de "La Serrana de la Vera".

 

3.- LAS JUDERÍAS (14 Km. 6 horas)

Salida desde Cabezuela del Valle, llegada a Gargantilla, en el Valle del Ambroz.

El recorrido no entraña ninguna dificultad; tan sólo habrá que tener en cuenta la longitud del mismo que, sin ser excesiva, puede ocupar una jornada de caminata, teniendo en cuenta las paradas necesarias y el desnivel a salvar (900 m. aproximadamente de subida y algo menos de 800 m. de bajada). Habrá que caminar atentos a las señales en la subida al Puerto de Honduras desde la Majadillas, por lo poco evidente del camino, sobre todo en las proximidades de la Puente del Espino y cerca del propio puerto.

 

 

4.- CORDEL DEL VALLE (58 Km. 18 horas)

Salida desde Puerto Castilla, llegada a Malpartida de Plasencia.

Sigue el antiguo Camino Real que aún hoy es una vía pecuaria en plena vigencia, viendo pasar los ganados dos veces al año en busca de los pastos. Atraviesa el Valle del Jerte en toda su longitud (pasando por los pueblos de Tornavacas, Jerte, Cabezuela del Valle y Navaconcejo) y se acerca a las puertas del Parque Natural de Monfragüe. Andar por el Cordel supone revivir el secular sistema trashumante. (Últimamente esta ruta no ha sido reseñalizada, por lo que puede haber tramos que no estén bien señalizados).

 

5.- PUERTO DEL RABANILLO ( 8 km. 2 horas y 30 minutos)

Salida desde el Puerto del Rabanillo (Barrado), llegada a Ojalvo (al lado de la N-110).

Es un cómodo paseo por caminos marcados y pistas que no entrañan ninguna dificultad. Desde el pueblo de Barrado , a caballo entre La Vera y el Valle, llegamos al pueblecito de Cabrero y descendemos hasta las proximidades del río, para terminar en el despoblado de Ojalvo. (Últimamente esta ruta no ha sido reseñalizada, por lo que puede haber tramos que no estén bien señalizados).

 

6.- CASAS DEL CASTAÑAR (7 km. 2 horas y 30 minutos)

Salida desde Casas del Castañar, llegada a El Torno.

Por caminos sin dificultad, nos acercamos hasta las ruinas del antiguo poblado de Asperilla, origen de Casas del Castañar. Tras un corto tramo junto al río Jerte, ascendemos hasta el Torno (mirador del Valle) aprovechando antiguos caminos y callejas. (Últimamente esta ruta no ha sido reseñalizada, por lo que puede haber tramos que no estén bien señalizados).

 

7.- SUBIDA A LOS PILONES (3 Km. 45 min./1 hora)

Salida del Campamento Carlos V y llegada a los Pilones, en la Garganta de los Infiernos.

Esta ruta transcurre por el Espacio natural nombrado Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos, en el que hay que tener el máximo respeto por el entorno y ajustarse a la normativa establecida por la Agencia de Medio Ambiente.

Todas las estaciones tienen su interés para hacer esta ruta: paisaje en primavera, verano y otoño; baños en los Pilones en verano; paisaje de nieve en invierno; crecida de la garganta en otoño y primavera.

 

8.- EL TORNO (4 km. 1 hora y 30 minutos)

Ruta circular: salida desde la Fuente del Regajo y llegada a la Piscina Natural.

Es una ruta corta, que discurre por los alrededores del pueblo de El Torno. Caminando por callejas con muros de piedra que cierran huertos y cerezales, pasamos junto a la piscina natural, para llegar de nuevo al pueblo.

 

9.- RUTA DE LA ERMITA SANTA MARÍA MAGDALENA (4 km. 1 hora y 30 minutos)

Ruta circular: salida y llegada Tornavacas.

Desde la villa de Tornavacas llegamos a un recogido valle. El formado por la Garganta de San Martín, lleno de atractivos paisajísticos, con castañares, praderíos y robledales, presididos por la erguida silueta de Peñanegra. El camino pasa por las ruinas de Santa María Magdalena, de ascendencia medieval.

 

10.- RUTA CABEZUELA (3,5 km. 1 hora y 15 minutos)

Ruta circular: salida y llegada convento de San José.

Ruta que pretende conducir al excursionista por los contornos de la población de Cabezuela, ofreciéndole excelentes vistas panorámicas sobre la villa, y la oportunidad de conocer un convento de religiosas situado en un deleitoso paisaje.

 

11.- CORDEL DEL VALLE (10 km. 4 horas)

Ruta circular: salida y llegada Bosque "La Hoya".

En su zona más baja, el Valle va cambiando su aspecto bravío de sierra para transformarse en zona adehesada con encinares y vegetación típica de bosque mediterráneo, llamada "La Hoya". Esta ruta nos da a conocer uno de los hermosos rincones del Valle.

 

12.- CASAS DEL CASTAÑAR (9 km. 3 horas y 30 minutos)

Ruta circular: salida y llegada Era de San Bernabé.

A través de pistas de cómodo trazado, recorremos hermosos castañares y robledales, sin superar desniveles apreciables. Llegamos a la Era de San Bernabé desde donde se obtiene una excelente vista panorámica de la zona baja del Valle, con el pantano a nuestros pies y Plasencia a tiro de piedra.

Durante el verano tenía lugar la siega de los pastos de las praderas de montaña vallejerteñas, realizándose esta a mano, "con Guadaña", después de realizar esta labor se recogía lo segado y se llavaba a la "Era" espacio de tierra limpia, firme, empedrada y circular donde se trillaba el trigo, centeno...

 

13.- BARRADO (15 km. 4 horas y 30 minutos)

Ruta circular: salida y llegada Bosque de robles.

Ruta fácil por discurrir enteramente por buenos caminos y pistas. Sólo habrá que tener en cuenta su mediana longitud. En otoño, el robledal nos mostrará toda su belleza. La ruta atraviesa uno de los robledales más grandes y hermosos de Extremadura. Como indica su nombre, el paisaje "La solana de Barrado" etá situada en un lugar donde el sol da de lleno durante casi todo el día. Nos ofrece además unas magestuosas vistas de casi de 100 km por las llanuras de la Vera.

 

14.- VALDASTILLAS (5 km. 2 horas)

Ruta circular: salida y llegada Valdastillas.

Desde la población de Valdastillas, nos acercamos entre cerezales hasta la cascada del Caozo, en la garganta de Bonal, para disfrutar de su espectacular salto de agua.


 

15.- NAVACONCEJO (2 horas)

Ruta circular: salida y llegada Navaconcejo.

Desde la población de Navaconcejo, nos acercamos a la Garganta de las Nogaleas desde donde se puede disfrutar de varias cascadas de agua.

FUENTE DE INFORMACIÓN OFICINA DE TURISMO VALLE DEL JERTE www.turismovalledeljerte.com

LLAMADAS O WHATSAPP:             600 30 95 03

MERCADO NAVIDEÑO

RUTA SOLIDARIA

CEREZAS DEL JERTE

MANIFESTACIÓN CEREZAS

MANIFESTACIÓN PLASENCIA

YA TORNAN 2018

PRESENTACIÓN LIBRO

II DÍA DE CONVIVENCIA

VOLEIBOL NAVACONCEJO

I FERIA DE PRODUCTORES

VIÑETAS DE JARRAMPLAS

FÚTBO SALA Y 7

CEREZO EN FLOR

CEREZA BLOC

NEVADA EN TORNAVACAS

FIESTAS DE TORNAVACAS

PROCESIÓN VIRGEN DE PEÑAS ALBAS

CHARLA SOBRE BUENOS TRATOS

SANTIAGO 2017

ONDA DEPORTIVA

ENTREVISTAS

DÍA DE LA MUJER

"La Viñeta del Valle"               Jairo Jiménez